Conócenos     Compañía     Negocio     Bienestar     Contactar

Ivette Piñán

Cecilia Muñoz

Hola mi nombre es Cecy Muñoz soy originaria de Durango México. Mi vida no ha sido nada fácil, pero creo que al fin empiezo a ver la luz y la posibilidad de un mejor futuro por medio de Imperio de Bienestar.

Estudié solo primaria y secundaria y tuve que abandonar mis estudios para dedicarme al cuidado de mi primer hijo pues me embarace en mis años de adolescencia y desde entonces mi vida ha sido luchar por proveer para mi familia.

Hace ya casi 15 años mi familia y yo decidimos emigrar a Estados Unidos buscando el famoso sueño americano. Sueño que muchas veces ha sido más como una pesadilla. Dejamos nuestro país por buscar prosperidad, pero cuando llegamos no fue nada fácil abrirse camino y encontrar trabajo. Después de unos meses empecé a trabajar en una empacadora de carne, después en limpieza de casas, también hacía cheesecakes para vender, e incluso intenté una empresa de ventas directas o mejor conocidas como empresa de multinivel.

Aunque no he logrado encontrar a ese compañero ideal, Dios me ha dado la gran bendición de ser madre de 7 hermosos hijos. ¡Ellos son mi regalo más preciado, mi motor para luchar día a día para darles lo que se merecen y más!

Hace aproximadamente un año me encontré en una situación de mucha angustia y desesperación. Recuerdo que en ese entonces tenía mis dos hijos pequeños de tan solo dos y un añito fue justo cuando a mi hijo mayor Rogelio le detectaron cáncer en la sangre, Leucemia.

Tener un empleo fijo era imposible pues teníamos que llevar a Rogelio todos los días al hospital para que el recibiera sus tratamientos de quimioterapia. Además tenía que realizar las labores del hogar, cuidar de mis otros hijos y con los dos pequeñitos era aun más complicado. Me sentía llena de impotencia y frustración pues existía una necesidad muy grande de ingresos para mi hogar y yo soy una mujer sola sacando a mis hijos adelante.

Mi situación estaba tan complicada económicamente que estaba viviendo en un apartamento donde casi se nos estaba cayendo el techo. Tristemente mis hijos tenían que dormir en la sala por que el apartamento era muy pequeño. Desafortunadamente no podía costear más pues no tenía un ingreso fijo solo vendía cheesecakes o comida para poder pagar la renta. Lo que generaba no era suficiente para cubrir ni lo básico en mi hogar y mes con mes me tronaba los dedos para poder pagar los gastos de la casa.

En mi desesperación llegue a pensar en irme a un refugio porque ya no podía más. A falta de dinero pedí prestamos con altos intereses y me estaba endeudado mucho. Sentía que me hundía cada vez más y fue entonces cuando decidí hacerle una llamada a Sofía Mariscales.

Una llamada que en ese momento no imaginé tendría un gran impacto en mi vida. Por muchos años yo seguía la trayectoria de Sofia en las redes sociales. Yo sabía que ella era viuda sacando adelante a sus hijos sola. Podía ver que estaba teniendo resultados pues su éxito se proyectaba en sus publicaciones. He leído por ahí que si queremos lograr algo es importante encontrar a alguien que ya lo logro para que nos muestre el camino y eso era lo que yo anhelaba, tener la solvencia para ofrecer una mejor vida a mis hijos.

Hoy le doy gracias a Dios por qué a pesar de lo difícil de mi situación Sofia creyó en mi y estuvo dispuesta a llevarme de la mano. Su mentoria y el maravilloso sistema que ella ofrece a través de Imperio de Bienestar me permitieron capacitarme y obtener las herramientas y el conocimiento que yo necesitaba para emprender correctamente mi negocio.

Me tomo 11 meses lograr una posición que me da la base de ingresos para cubrir lo básico en mi hogar, tener un auto confiable y lo más emocionante empezar a soñar con una mejor vida porque aun cuando todavía tengo muchas cosas que resolver ahora tengo la certeza de que puedo lograr mucho más pues en tan corto tiempo Imperio de Bienestar ya ha transformado mi vida y la de mis hijos.

Esta empresa significa mucho para mí porque me dio la oportunidad y el ingreso para poder pagar una casa digna para mis hijos. Ellos ya no tienen que dormir en la sala, ahora ellos tienen su propio cuarto y todos tienen una cama en donde dormir. Cosas tan sencillas, pero de las que carecíamos. También puedo organizar mi tiempo para llevar a mi hijo a sus quimioterapias y no tener que dejar tanto tiempo a mis otros hijos al cuidado de alguien más.

Te invito a que formes parte de este maravilloso equipo que para mi ha sido una de las más grandes bendiciones que he recibido, que ha hecho posible ver cumplidas muchas de las metas que me he trazado y que me esta ayudando en la realización de mis sueños.

..Transformando vidas, Realizando sueños..



SOLICITAR INFORMACIÓN

Por favor complete esta forma para recibir información adicional.

Ivette Piñán

     

© Copyright 2018 ImperioDeBienestar.com - All rights reserved - Hosting & Virtual Office provided by SX3sites.com