Conócenos     Compañía     Negocio     Bienestar     Contactar

Ivette Piñan

Naylea Enriquez

Mi nombre es Naylea Enriquez, tengo 19 años. Me gradué de la preparatoria hace unos meses y actualmente estoy en el proceso de certificarme como entrenadora personal y estudiando nutrición pues son dos de mis grandes pasiones, ayudar a las personas verse y sentirse bien.

Soy la mayor de tres hermanos, Christopher y Sofia quienes desde pequeños fuimos muy queridos y consentidos por nuestros padres. Desafortunadamente nadie se prepara para que una desgracia cambie el trayecto de nuestras vidas y eso fue lo que nos ocurrió a mis hermanos y a mí, nuestra niñez fue empañada con una perdida muy grande, el fallecimiento de mi padre cuando yo tenía solo 6 años.

Desde el fallecimiento de padre he visto a mi madre luchar por nosotros sola. Es admirable ver la fortaleza, entereza, y la devoción que mi madre tiene por nosotros.

Cuando yo era pequeña desconocía y nunca me percaté de lo difícil que debió haber sido para ella enfrentarse a la realidad de perder a mi padre y el miedo que debió sentir al verse sola con tres hijos pequeños a sus solo 25 años de edad. Ella nunca había trabajado y no terminó su carrera universitaria por dedicarse a nuestro cuidado. Aún bajo esas circunstancias, en su corazón siempre estuvo muy claro su prioridad, si mi padre no estaba, ella se aseguraría de siempre estar presente.

Yo fui testigo como mi madre oraba a Dios por una opción que le permitiera proveer económicamente trabajando desde casa para que nosotros no sintiéramos tanto su ausencia, de la misma forma que vi a Dios responder esa oración. Siempre agradeceré a Dios el que haya llegado esta maravillosa empresa a nuestras vidas. En mi opinión, Imperio de Bienestar no solo transformó nuestras vidas, se convirtió en el padre que un día perdimos, en el respaldo y la seguridad que mi madre necesitaba.

Por años he visto a mi madre entregarse completamente a nuestra formación, presente en cada momento importante, siempre al pendiente, talvez incluso "Un poquito de más de presente" como usualmente le decimos bromeando con ella mis hermanos y yo. ¡Somos tres y muy deportistas!!! Sin embargo, ella siempre se organiza para acudir a cada actividad escolar o de deporte lo cual ahora entiendo ha sido posible por el maravilloso modelo de negocio que manejamos que nos da esa flexibilidad de horarios que la mayoría de lo empleos no ofrecen.

Desde mi adolescencia fui creando una admiración muy grande por mi madre y la labor que ella hace para ayudar a otras personas. Su transformación personal, su capacidad de crear y su visión son de respetarse. Muchas veces la he visto en un escenario ante cientos e incluso miles de personas en ocasiones, compartiendo su experiencia y su impresionante historia de vida, y no solo me lleno de orgullo, sueño con el día que podemos contar nuestra historia juntas e inspirar a más personas a unirse a esta hermosa misión.

También, la he visto trabajar por muchos años, con una enorme pasión y compromiso ayudando a muchas personas a lograr aportar dinero adicional a su hogar, reemplazar sus ingresos para ya no depender de un empleo o tener varios empleos e incluso ayudar a personas a crear una base residual mensual para su jubilación. Todo esto fue despertando en mi el anhelo de seguir sus pasos, mucho más ahora que empiezo a saborear lo fascinante y gratificante que es el poder ser parte del proceso de la transformación de vida de una persona.

Por más de 8 años soñé con cumplir 18 años para poder pertenecer a Imperio de Bienestar y ese sueño por fin se hizo realidad. Durante mis últimos meses de preparatoria y dedicando algunas horas pude recibir el primer fruto de mi trabajo. Nunca antes había trabajado pues realmente no había una necesidad económica en mi hogar y mi madre prefirió que yo disfrutara al máximo de mis años escolares. A pesar de eso, fue fácil darme cuenta de la diferencia de tener un empleo y tener un negocio como este. En mi primer mes dedicando solo 10 horas o menos gane similar a lo que mis amigas ganaban trabajando todo el mes en su empleo de medio tiempo.

Hoy en día veo un futuro brillante, pues se con certeza, por los resultados de muchas personas con las que laboramos, incluyendo mi madre y mi abuela, que este negocio nos puede dar mucho más de lo que nosotros anhelamos. Se que con persistencia y consistencia yo también puedo contribuir grandemente a este Imperio de Bienestar ayudando a muchas personas a mejorar su calidad de vida y a realizar sus sueños.

Mi sueño es utilizar mi profesión de entrenadora personal y nutrición en el futuro no para ganarme la vida sino para ayudar de forma gratuita a personas a cuidar su salud, que el día que decida tener una familia pueda dedicarme en cuerpo y alma a mis hijos disfrutando de una base residual mensual gracias a este negocio, poder vivir económicamente solvente para realizar muchos de mis sueños y sobre todo ayudar a muchas personas a descubrir esta manera tan sencilla e inteligente de ganar la cuál nos da una gran ventaja para superarnos si estamos dispuestos a tomar la decisión de emprender.

Nos encantaría que formaras parte de esta hermosa labor ya sea para mejorar tu situación o para llevar esperanza de una mejor vida a otros que lo necesiten.

..Transformando vidas, Realizando sueños..



SOLICITAR INFORMACIÓN

Por favor complete esta forma para recibir información adicional.

Ivette Piñan

     

Copyright 2018 ImperioDeBienestar.com - All rights reserved - Hosting & Virtual Office provided by SX3sites.com